Soluciones de la alberca : Agua Verde

El agua presenta un color verde y paredes resbaladizas: presencia de algas
Las algas en la piscina se pueden multiplicar en condiciones favorables de una forma rápida debido a tratamiento insuficiente o un nivel bajo de cloro libre. En pocas horas, las aguas pueden cambiar el color del agua de la piscina y presentar un color verde poco apetecible. Aunque por sí solas no son un peligro para el bañista, la proliferación de las algas puede denotar una calidad del agua no apta para el baño. No únicamente surgen en el agua, también aparecen en las zonas que rodean la piscina y accesorios como escaleras, flotadores, trampolines. Las algas son resbaladizas, lo que pueden provocar accidentes y lesiones a los bañistas a los usuarios de la
piscina.

 

Las soluciones pasan por llevar a cabo estas tareas:
- Regular el pH entre 7,2 y 7,6 con incrementador o reductor de pH.
- Poner en marcha el equipo de filtración y realizar un tratamiento de choque con cloro líquido.
- Ocho horas después de del tratamiento de choque, cepillar las paredes y el fondo del vaso.

- Poner la válvula del filtro en "vaciado" y succionar las algas muertas con el limpiafondos o carro aspirador.
-  Situar la válvula del filtro en posición de "lavado" y lavar la arena.
- Aumentar la dosis diaria de cloro y algicida.
- Mantener el nivel de cloro libre entre 1 y 1,5 partes por millón (p.p.m.)
- Vigilar que la piscina mantenga el nivel correcto de agua.